Logo espaciociencia.com
Logo espaciociencia.com
Logo Facebook
Logo whatsapp
Paisaje nevado y un wc en un círculo

¿Por qué tenemos ganas de ir al baño cuando hace más frío?

Nos pasa a todos, así que nos hemos puesto manos a la obra para traer la explicación científica. Te va a dejar helado

En los primeros años de la etapa escolar se estudian las funciones del cuerpo humano, sus órganos y los aparatos que componen. Conforme vamos cumpliendo años, nos van surgiendo dudas sobre esos conceptos. Una de las más curiosas es la que tratamos en este artículo: por qué tenemos ganas de orinar cuando hace más frío.

El funcionamiento básico del aparato excreto

Durante el día consumimos distintos tipos de líquidos que se van eliminando con el paso de las horas  por el sudor o por la orina. Lo que sucede es que cuando hace frío tenemos ganas de ir al baño porque el cuerpo no gasta toda la energía. Con lo cual, hay un exceso de líquido general que imposibilita el expulsarlo de otra forma que no sea con la orina.

Aparato excretor
El aparato excretor responsable de orinar | Canva Pro, 7activestudio

Este es el motivo principal de por qué cuando hace frío tenemos ganas de ir al baño tantas veces. Es algo que no nos sucede en verano, porque aunque no hagas ejercicio,  el propio calor te hace sudar un poco más y así eliminar ese líquido en exceso del cuerpo.

Logo de WhatsAppNUEVO Y GRATIS EN WHATSAPP: Las noticias más curiosas de la semana ahora GRATIS en tu móvil ¡Pincha aquí ahora!

Por supuesto, que todo esto también va a depender de la cantidad de líquidos que tomes a diario. Como puedes imaginar, cuanto más líquido consumas, mayor será la producción de orina general que tengas.

Pero, también dan muchas ganas de orinar cuando salimos al frío

Por otro lado, está toda la contracción muscular propia que el cuerpo realiza cuando hace frío. Esto genera que los músculos se tensen al completo y que la vejiga produzca entonces mayor orina.

Existe algo que se llama alergia urticaria o alergia al frío, es lo que siente el cuerpo cuando se expone a cualquier tipo de frío. Como, por ejemplo, que el estímulo propio del corazón se disminuye haciendo así que se retrase.

Ganas de orinar
El frío y las ganas repentinas de orinar | Canva Pro, airdone

Como verás, son varias las cuestiones que llevan a que cuando hace frío vayamos más al baño, pero no por eso debes dejar de hidratarte. Beber al menos 2 litros de agua  es necesario para que nuestro cuerpo tenga una buena salud y podamos disfrutar de una vida completamente sana.

Sé previsor en días de frío para evitar malos ratos

Si sabes que vas a estar mucho tiempo fuera de casa, en la calle, en un día de invierno, intenta disminuirlo por si no tienes posibilidad de ir la baño. Pero, en ningún caso, eso quiere decir elimines completamente los líquidos.

Además, ten en cuenta que en invierno bebemos muchas infusiones, sopas y caldos que sin duda aportan hidratación al cuerpo. Y,  como hemos dicho, generan un exceso de líquido interno que se debe eliminar de alguna forma.